Taller Asmara

No es fácil ser mujer en India. Ya desde la gestación es difícil. En los sanatorios los médicos tienen la obligación de no informar sobre el sexo del bebé. Esto se debe a la gran cantidad de abortos que se producen cuando se enteran que es mujer. No quieren hijas, quieren varones. Pero más allá de la prohibición sigue habiendo un gran número de abortos selectivos y de mortalidad en niñas recién nacidas.

Desde la infancia comienza el sufrimiento. La educación para el hijo varón es especial, como así también la comida y todas las estimulaciones. En cambio la hija mujer ocupa un rol secundario y su obligación es estar presente en las tareas domésticas en vez de estar jugando.

En septiembre de 2016 creamos “Asmara”, primer proyecto de desarrollo económico que pone en marcha Semillas de Conciencia entre mujeres en Rishikesh. A través de un trabajo creativo y digno como la artesanía Asmara garantiza a estas mujeres una forma sostenible de ayuda, mejora sus condiciones de vida y su papel en la sociedad.

 Con su trabajo, las mujeres del proyecto  pueden contribuir a la economía familiar.

La iniciativa, autofinanciada con las donaciones recibidas por los productos elaborados, da fuerza a nuestro programa de empoderamiento de las mujeres, con el que pretendemos potenciar su autosuficiencia, mejorar su  autoestima y sus condiciones de vida a través de la formación y de la adquisición de habilidades.

¿Eres mujer y crees que como género necesitamos hacer más fuerte nuestra sonoridad? No esperes más entonces, ayúdanos a conseguirlo

 

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.