Aldeas Semillas

Ellos son el motivo por el que iniciamos la organización, son la causa del nacimiento de Semillas de Conciencia.

La aldea más próxima está a horas de la escuela más cercana. Sin medio de transporte, por un camino de selva no siempre asfaltado, atravesado por torrentes de agua, impracticable en la época de lluvias,  donde existen fieras salvajes: elefantes, tigres, monos… , todos sus niños estaban sin escolarizar. El nivel de analfabetismo era del 100%.

En cada asentamiento viven varias  familias, en casas de una sola habitación construidas de pasto, bambú, plástico o polietileno, con techo de paja o de lata.

Los niños varones suben más arriba en la montaña con los hombres para llevar el ganado a los pastos durante meses, mientras las niñas y los más pequeños  ayudan a las mujeres en la aldea. Se ven obligados a  contribuir al sustento familiar desde edades tempranas. Con una situación familiar de pobreza, desnutrición y analfabetismo, estos niños y niñas están abocados a una vida, que como la de sus padres, tiene por único objetivo la subsistencia.

Semillas de Conciencia comenzó su proyecto educativo en septiembre de 2016, en la aldea I,  Kumbi ChoȢd donde hemos puesto en marcha nuestro programa de alfabetización con un maestro indio que  imparte clases en hindi e inglés a 15 alumnos  5 días a la semana.

Collage aldeas